La pasada semana, en la primera comisión técnico de este 2020, se presentó en Mérida la Memoria Anual del Programa PIMICA (Programa de Internvención con Menores Infractores con Conductas Adictivas).

En este Programa, Cáritas Diocesana de Mérida-Badajoz trabaja, de manera conjunta, con la Secretaría Técnica de Drogodependencias de la Junta de Extremadura, el Servicio de Adolescencia y Familias, la Sección de Atención a Menores Infractores de Cáceres y Badajoz, el órgano directivo del CCMJ Marcelo Nessi, y los juzgados y fiscalías de menores de Cáceres y Badajoz.